jueves, 27 de marzo de 2014

Dieta sana y equilibrada: claves


La calidad y cantidad de alimentos que tomemos a lo largo de nuestra vida, nos marca las claves para influir en nuestra salud. Ningún alimento por sí solo aporta al cuerpo todos los nutrientes que éste necesita para obtener la energía necesaria, crecer, y conservarse, de manera que si queremos que nuestro organismo funcione correctamente y que nuestro sistema inmunológico  se mantenga fuerte y sea capaz de protegernos adecuadamente, resulta fundamental que optemos por una dieta variada y equilibrada.

Todos los expertos en nutrición afirman que la mayoría de las personas debería consumir una mayor cantidad de alimentos feculentos básicos, fruta y verdura, y reducir la proporción de azúcar y grasas, sobre todo de las que proceden de alimentos de origen animal y de los productos lácteos. Dichas cantidades dietéticas pueden variar en determinadas circunstancias, por ejemplo durante una enfermedad o cuando la persona  hace ejercicio de forma intensiva.

domingo, 23 de marzo de 2014

Patatas a la importancia


Las patatas a la importancia es uno de los platos más elaborados por nuestras abuelas, comúnmente se les conoce como patatas rebozadas, y es todo un clásico en la cocina, aunque es originario de Castilla y León, actualmente se ha extendido por toda la geografía española, y es muy popular en los restaurantes con menús nacionales

Las patatas a la importancia son fáciles de elaborar, apenas se tardan 45 minutos y es un plato la mar de económico que hace de las patatas un modo distinto de prepararlas.

martes, 18 de marzo de 2014

Cardos en salsa de almendras


El cardo comestible es muy similar a la alcachofa, solo que en su caso lo que se come es el tallo. Es un sabroso vegetal que cuenta con una gran cantidad de fibra y destaca por su alto contenido en calcio. Por lo que se considera un alimento ideal para una dieta diurética.

Una de las preparaciones más típicas es cocinar los cardos en salsa de almendras. Su confección es sencilla y es un plato que nos aporta muchas vitaminas.

martes, 11 de marzo de 2014

Lubina a la sal, un plato bajo en niveles en grasa




La lubina, conocida también por el  nombre de róbalo, pertenece a la familia de los Serránidos, orden Perciformes. Este pescado nos ofrece una variedad de recetas sanas y saludables por su bajo nivel en grasa. Tiene un alto contenido en vitaminas del Grupo B, y gran cantidad de mineras como el potasio, el hierro o el fósforo. Todas estas propiedades nutricionales son las adecuadas para el buen funcionamiento del sistema nervioso y el sistema digestivo. 

Hay infinidad de recetas para elaborar la lubina, pero una de las más conocidas es la que se elabora con sal.

La lubina a la sal, es fácil de cocinar, sobre todo para novatos, y apenas su preparación es de una hora.

Ingredientes para 6 personas


  • 1 lubina de 2 kilos con escamas y sin tripas
  • 2 kilos de sal gorda
  • 1 huevo, un chorrito de agua.
  • Patatas panaderas
  • 2 patatas grandes
  • Aceite
  • 3 dl de caldo de ave, perejil y tomillo
Mayonesa de ajo

  • 1 huevo
  • Vinagre o limón
  • Sal y pimienta
  • 3 vasos (de vino) de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo


Elaboración

Amasar la sal con el huevo y el agua. Colocar el pescado en una bandeja de horno sobre una cama de sal y cubrir con el resto de la sal. Marcar con el dedo una ventana para poder retirar la costra con mayor facilidad una vez asado. Hornearlo a 200 ºC durante 35 minutos. Rociarlo de vez en cuando con agua, si es necesario.

Mayonesa de ajo

Mezclar el huevo batido con el vinagre o limón, la sal y la pimienta. Añadir poco a poco el aceite, en forma de hilillo, sin dejar de batir. Cuando tenga la consistencia deseada, añadir el diente de ajo pelado y mezclarlo todo junto.

Patatas panaderas

Pelar las patatas y cortarlas como para tortilla. Freírlas ligeramente en aceite y cubrirlas con el caldo de ave. Hornearlas a 180 ºC durante 30 min, aproximadamente, hasta que estén blandas. Espolvorearlas con las hierbas. Servir la lubina sin espinas, con las patatas y la salsa ali-oli.

Uno de los trucos para que la lubina a la sal quede jugosa es mantener las escamas para que la protejan de un exceso de sal.

¡Buen provecho!

Imagen: gallinablanca

sábado, 8 de marzo de 2014

Tomates, esenciales en la dieta mediterránea


Parece que la primavera está aquí (aunque ha venido de sopetón) y por ello hay que ir rescatando de la dieta mediterránea hortalizas que son muy  beneficiosas para el organismo y, perfectas para estos días que comienzan a ser más calurosos. El tomate puede teñir de rojo nuestros platos favoritos, a la vez que nos llenan de vitaminas.

El tomate puede ser empleado tanto en gazpacho como en rodajas. Esta hortaliza mantiene intacto su porcentaje de agua, un 95% de su peso, por lo que este sabroso e hidratante alimento, esencial en la dieta mediterránea, nos ayuda a refescarnos a la vez que aportamos muchas vitaminas al organismo. Además, el tomate de temporada no es caro y nos ayuda con el presupuesto en la cesta de la compra.